sofistas-comico

Siguiendo con nuestra introducción a la filosofía griega, hablaremos de los sofistas.

Vamos a estudiar el llamado giro antropológico en la filosofía del s. V a.C. ¿Qué quiere decir “giro antropológico“? Pues giro hacia el ser humano. Si te has fijado la mayor parte de lo que hemos explicado sobre los presocráticos estaba relacionado con el universo, la naturaleza y el cosmos; estas cuestiones (arché, esencia vs cambio) no están relacionadas con el ser humano directamente, sino más bien con la naturaleza. Pero los acontecimientos llevan a los pensadores del s. V a.C. a centrar su atención en los asuntos humanos. Este cambio tiene como actores a unos personajes variopintos que son conocidos con el nombre de sofistas.

Los sofistas son importantes porque son los enemigos intelectuales de Sócrates, de Platón y de Aristóteles (los filósofos más importantes dentro de la filosofía griega). Buena parte de la filosofía clásica se entiende como una confrontación entre estos autores y los sofistas.

La palabra sofista viene del griego “sophoi”, que significa sabio. Quiere esto decir que los sofistas se tenían a sí mismos por sabios. Eran una especie de maestros que se ganaban la vida cobrando por dar clases. ¿Y qué era lo que enseñaban los sofistas? Los sofistas no se tenían a sí mismos por expertos en ningún saber en particular (como la medicina o la ingeniería), sino que eran expertos en retórica (disciplina que estudiar las formas del discurso con el objetivo de convencer a su auditorio). Los sofistas pretendían enseñar a convencer a una asamblea hablando del tema que fuese. Incluso un sofista como Gorgias presumía de ser capaz de convencer a quien fuese de cualquier idea, y luego de su contraria.

¿Qué os parece esto? ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué un abogado debe defender a un cliente, incluso aunque sepa que es culpable?

Vamos a estudiar el llamado giro antropológico en la filosofía del s. V a.C. ¿Qué quiere decir “giro antropológico“? Pues giro hacia el ser humano. Si te has fijado la mayor parte de lo que hemos explicado sobre los presocráticos estaba relacionado con el universo, la naturaleza y el cosmos; estas cuestiones (arché, esencia vs cambio) no están relacionadas con el ser humano directamente, sino más bien con la naturaleza. Pero los acontecimientos llevan a los pensadores del s. V a.C. a centrar su atención en los asuntos humanos. Este cambio tiene como actores a unos personajes variopintos que son conocidos con el nombre de sofistas.

Los sofistas son importantes porque son los enemigos intelectuales de Sócrates, de Platón y de Aristóteles (los filósofos más importantes dentro de la filosofía griega). Buena parte de la filosofía clásica se entiende como una confrontación entre estos autores y los sofistas.

La palabra sofista viene del griego “sophoi”, que significa sabio. Quiere esto decir que los sofistas se tenían a sí mismos por sabios. Eran una especie de maestros que se ganaban la vida cobrando por dar clases. ¿Y qué era lo que enseñaban los sofistas? Los sofistas no se tenían a sí mismos por expertos en ningún saber en particular (como la medicina o la ingeniería), sino que eran expertos en retórica (disciplina que estudiar las formas del discurso con el objetivo de convencer a su auditorio). Los sofistas pretendían enseñar a convencer a una asamblea hablando del tema que fuese. Incluso un sofista como Gorgias presumía de ser capaz de convencer a quien fuese de cualquier idea, y luego de su contraria.

¿Qué os parece esto? ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué un abogado debe defender a un cliente, incluso aunque sepa que es culpable?

*Os dejo una pequeña introducción a los sofistas….

Esto era lo que criticaban Sócrates y Platón. Para ellos los sofistas no eran verdaderos sabios, sino solo sabios aparentes, y la sofistica no es tampoco sino sabiduría aparente. Y eso es así porque los sofistas no buscan la verdad de las cosas,  sino solo mover a su auditorio hacia su propio interés haciéndoles cambiar de parecer o forma de pensar.  Para ello pueden utilizar muchas armas del discurso, desde la amenaza al halago. Hay muchas maneras de seducir a la gente.

Esto (que de lo que se trataba era de satisfacer el propio interés) lo reconocían los sofistas abiertamente, porque para ellos no hay ninguna verdad que buscar. Lo único que hay son opiniones individuales (por eso los sofistas eran muy relativistas; el relativismo es el concepto que sostiene que los puntos de vista no tienen verdad ni validez universal, sino que sólo poseen una validez subjetiva). Donde no hay verdad, solo hay opiniones que valen lo mismo. Y si sólo hay opiniones, pues me las apaño para imponer la mía. Esto es lo que decía un famoso sofista llamado Protágoras.

A Sócrates le escandalizaba este relativismo. Le parecía que cuando se trata de discutir algo hay que convencer con argumentos, no simplemente persuadir. Le parecía que lo importante era saber realmente de algo, no hablar bien.  Por ello Sócrates pensaba que los sofistas eran cínicos y deshonestos, y que engañaban a la gente.

En el fondo Sócrates acusaba a los sofistas de ser los culpables de la decadencia de guerra de Atenas tras la guerra del Peloponeso, que enfrentó a Atenas con Esparta. Al principio de la guerra Atenas había formado una alianza con otras polis griegas, pero al final de la guerra la alianza se había convertido en una tiranía de Atenas, que terminó por abusar de sus antiguos aliados. La guerra (como suele pasar) fue un desastre para Atenas, que entró en un periodo de decadencia.

Pues bien; Sócrates culpaba a los sofistas y a su relativismo de ser los causantes de la guerra y de la crisis moral de la ciudad.

Os voy a dejar un vídeo para ilustrar el tema de la sofistica. Pertenece a la película Julio Cesar, de Joseph L. Mankievicz. Esta película es una versión de una obra de teatro de Shakespeare, y lo podéis notar en el texto, que es genial. La escena que vamos a ver es el discurso en el que Bruto (James Mason) justifica ante la multitud el asesinato de Julio Cesar. Aunque en este caso no se trata de Grecia (estos son romanos) podéis haceros una idea del poder de la retórica. Fijaos en cómo Bruto maneja a su auditorio. Fijaos en los recursos que utiliza.

Impresionante ¿No? ¿Qué ha pasado aquí?

****************************************

*AQUÍ tenéis una página web que explica bastante bien las doctrinas e ideas de los sofistas. Yo os recomiendo que entréis y hagáis las actividades o bien intentéis hacer un pequeño resumen de las ideas más básicas sobre los sofistas:

http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio//3750/3978/html/2_los_sofistas_maestros_ambulantes.html

 

Anuncios