Acerca de los mitos hay una cosa importante que decir; podemos llegar a pensar que el pensamiento mítico es cosa de los muy antiguos, como los griegos y los egipcios. Pero los mitos, como relatos que dotan de sentido alguna realidad humana importante, están presentes en todas las culturas. También en nuestro supertecnológico siglo XXI hay mitos que funcionan de forma bastante potente.  Vamos a ver algunos ejemplos de mitos modernos:

1.El fin del mundo

198115mundojpg

Este es un tipo de mito, el escatológico, que se da en todas las culturas desde el principio de los tiempos. Hay multitud de relatos sobre cómo será el fin  del mundo, por ejemplo el Apocalipsis bíblico. Pero todavía ahora siguen teniendo éxito los relatos de este tipo, aunque ahora con frecuencia aparecen revestidos de un aparente conocimiento científico. El cine concretamente recoge relatos apocalípticos, en los que el fin del mundo se precipita a causa de un asteroide, del cambio climático, de una invasión extraterrestre o de los zombies.

Hace unos años, en el 2000, hubo profecías acerca del fin del mundo, lo que se llaman profecías milenaristas. Una de las más curiosas era el llamado “efecto 2000”, según el cual los ordenadores de todo el mundo se volverían locos a las doce y un segundo del uno de enero, provocando el colapso de nuestra civilización. Eso, obviamente, nunca ocurrió.

Pero sin ir más lejos, hay quien decía que el fin del mundo se acababa en el año 2012, según el calendario maya.

Es interesante preguntarse por qué los humanos tenemos, a lo que parece, esa fascinación por las catástrofes como espectáculo definitivo.

 

 2.El vampiro

Aunque tiene bastantes años, ahora vuelve a estar de moda el personaje del vampiro. Bueno, en realidad nunca pasó de moda. Lo único que pasa es que entre la representación antigua de este mito y la moderna hay

Es interesante preguntarse por qué este cambio en el personaje. El vampiro, que hace unos años era un monstruo, el no-muerto, ha pasado a convertirse en un objeto de deseo.

En realidad, todo el mito del vampiro habla sobre el deseo. En concreto, sobre la oscuridad del deseo. La verdad subyacente a este mito, que todo el mundo parece intuir, es que no somos dueños de nuestro deseo, y por eso nos perturba. A veces nuestro deseo puede ir firmemente encaminado al objeto equivocado, y eso es problemático, pues por un lado nos damos perfecta cuenta de la locura que supone, pero por otro lado esta es una locura a la que no queremos renunciar de ningún modo: es, como si dijéramos, una verdad del cuerpo. Cualquiera puede entender esto, y por eso las historias de vampiros son tan actuales.

 

3.La juventud y la belleza

En nuestros días, estos son unos mitos poderosos. Quien más quien menos subscribe la idea de que hay que luchar por mantenerse joven y guapo. Es una verdad en la que cree todo el mundo de manera acrítica (nadie pone en cuestión esta idea). Por eso la industria cosmética o la cirugía estética mueven millones de euros. Aquí os dejo un enlace sobre la verdad de las cremas esas que compramos. En él se explica de manera científica que todo lo que la gente se gasta en productos presuntamente avanzadísimos en verdad son más bien un timo:

http://www.principiamarsupia.com/2012/08/17/el-gran-fraude-de-los-cosmeticos

La eterna juventud y la belleza sin fin son uno de los grandes mitos de nuestro tiempo, que están personificados en la figura de Michael Jackson.  Este cantante evoca a la figura de Peter Pan, el niño que no quería crecer. Por eso se sometió a muchas operaciones de estética hasta cambiar por completo su cuerpo, y llevaba una vida un tanto especial, recluido en una mansión que había convertido en parque de atracciones. El final de la historia de Jackson es muy significativo; a causa de sus muchas operaciones tenía todo tipo de dolores, por lo que era un adicto a los medicamentos, y una sobredosis de ellos le causó la muerte.

michael-jackson

La obsesión por la belleza lleva a que hayamos aceptado, como la cosa más normal del mundo, que los modelos que aparecen en las revistas sean irreales. Aquí tenéis una muestra de cómo se construye un mito:

Hay otro mito muy relacionado con esto que es el mito de la delgadez. Es increíble hasta qué punto la gente tiene la creencia de que siendo más delgados serán más felices. Aunque es obvio que el sobrepeso no es muy bueno para la salud, lo cierto es que para mucha gente la delgadez (en ocasiones, extrema) es algo en lo que depositan una fe irracional.  Esta viñeta de Maitena se ríe un poco de eso:

maitena-delgadez

4.El consumo

Probablemente es el mito constitutivo de nuestra época, hasta el punto de que hemos dado en llamar a nuestra sociedad sociedad de consumo.  La idea es que sea cual sea tu problema tiene solución comprando algo. Si os fijáis, los centros comerciales han ocupado el lugar que antes ocupaban las catedrales, y ahora creemos en Apple como los antiguos griegos creían en Apolo, o algo así.

pulsera_power_balance

Todos los días recibimos una buena ración de esta mitología en anuncios comerciales que proponen una vida mejor.  No resisten el pensamiento racional mejor de lo que lo hacía la creencia en las sirenas, pero son muy chulos y nos entretienen mucho.

5.La muerte

La muerte es un territorio lleno de mitologías. Como la ciencia no tiene mucho que decir al respecto (prudentemente), pues es terreno franco para el pensamiento mítico.

Todos conocemos mitos asociados a la muerte. Las religiones tienen sus propias y conocidas respuestas en términos de paraísos, infiernos o reencarnación. Y es común que el cine o la literatura abunden en historias de fantasmas y espíritus.

Por ejemplo, hay en la tele una señora que dice que los muertos le hablan. También va por toda España presentando su espectáculo de  espiritismo. A lo que se ve los muertos son muy suyos, y parece que si quieren decirte algo no te lo dicen directamente, sino que se lo cuentan a una señora a la que no han visto en toda su vida. Por lo demás, los espíritus no dicen cosas muy interesantes, sino que se pasan el rato diciendo generalidades. Hay que pagarle a la señora ochenta euros, eso también. Este es el caso de la “médium” Anne Germain:

anne-germain

 No sólo la muerte. También todo lo paranormal (la videncia, los horóscopos) son terreno para el pensamiento mítico.

6.Las teorías conspiratorias

Nuestra época también tiene un buen número de mitos en forma de teorías conspiratorias. Una teoría conspiratoria es un intento de explicar algún suceso importante como resultado de la acción de un grupo secreto, poderoso y malintencionado que ejerce su poder ante la ignorancia de los demás.

Hay un montón de teorías conspiratorias, y en los últimos años, gracias a internet, se han propagado cada vez más. Algunos ejemplos de teorías conspiratorias son los siguientes: (Entre paréntesis esta puesto el porcentaje de gente que en EEUU cree en estas cosas)

  • Elvis Presley simuló su propia muerte.
  • El tsunami del 2004 lo causaron científicos americanos, indios e israelíes.
  • Un ovni se estrelló en Roswell (21%)
  • Los EE UU causaron el terremoto de Haití.
  • El pollo frito Kentucky deja impotentes a los negros.
  • Los americanos no llegaron a la Luna, fue todo un montaje. (7%)
  • Unos reptiles extraterrestres dominan el mundo. (4%)
  • Una élite poderosa maquina para gobernar el mundo (El Nuevo Orden mundial)

tierra-hueca

Algunas teorías conspiratorias son bastante curiosas. Aquí tenéis un documental sobre las sirenas que afirma que en el mar viven unos humanoides parecidos a nosotros, y que los gobiernos lo saben, pero que lo ocultan porque …. bueno, lo normal.

Es curiosa la historia de este documental. En realidad es un falso documental, pues las personas que aparecen hablando no son científicos ni periodistas ni nada, sino que son todos actores, y las pruebas son asimismo tan falsas como cuando vemos saltar a Spiderman. Pero la gente se lo tragó y escribió a las autoridades, que tuvieron que emitir un comunicado desmintiendo que el gobierno ocultara nada al respecto.

Esto de confundir a la gente haciendo pasar la ficción por realidad no es nuevo. Orson Welles lo hizo en 1938, cuando convenció a un montón de personas en EEUU que habían llegado los extraterrestres por medio de un falso noticiero radiofónico. Los radioyentes se lo tragaron en masa.

Más recientemente, Jordi Évole lo hizo en nuestro país con un documental falso sobre el golpe de estado en España (el famoso 23F):

Aquí os dejo algunos enlaces sobre una polémica curiosa: ¿Llegó el hombre a la luna?

http://www.austrinus.com/index.php?option=com_content&view=article&id=347

http://eltamiz.com/2007/07/03/falacias-el-hombre-nunca-ha-llegado-a-la-luna/

http://www.taringa.net/posts/info/14391837/El-hombre-en-la-Luna-Una-mentira.html

Y algo muchísimo más actual. Una teoría conspiranoica sostiene que la reciente epidemia de Ébola está causada por las grandes multinacionales farmacéuticas, que están propagándola para vender después una vacuna. Y que son capaces de cualquier cosa, como evitar que la gente utilice remedios naturales…

O llevar a cabo crímenes horrendos….

http://elrobotpescador.com/2014/10/06/la-impactante-relacion-entre-el-ebola-y-el-vuelo-mh-17-derribado-sobre-ucrania/

********************************************

Cuando nos encontramos con una teoría conspiratoria hay algunas cuestiones que nos podemos plantear desde el sentido común:

A) ¿Es la teoría más simple que la explicación tradicional?

Normalmente, en la ciencia, nos decidimos por las teorías más sencillas. Es lo que se conoce como La Navaja de Ockham; siempre que dos teorías expliquen un hecho, la más simple es la buena.

 

B) ¿Hay pruebas concretas de la teoría? 

 La mayoría de las veces las teorías conspirativas no hacen más que aportar suspicacia y una buena dosis de fantasía. Como ejemplo  de argumentos desquiciados tenéis una teoría  acerca de que Matt Groening pertenece a los iluminatti (una secta que dicen que quiere dominar el mundo).

**VÍDEO

C) ¿Cuántas personas, y de qué tipo, son conspiradores? 

En la vida real sabemos que la posibilidad de mantener un secreto es inversamente proporcional a la importancia de este (es decir, que cuanto más valioso es un secreto más fácil es que se propague) y al número de personas que lo comparten.  En las conspiraciones debería suceder también así. ¿No?

D) ¿Por qué tienen éxito las teorías conspiratorias?

D.1.) Para empezar, las teorías conspiratorias son narraciones, y a la gente nos encantan las historias. Es la forma más sencilla de entender las cosas.

Tomemos por ejemplo esta cuestión; ¿Cómo surgió el virus del sida? La respuesta científica a esta cuestión es complicada (de hecho todavía hay polémica al respecto), pero la respuesta conspiratoria (que lo crearon unos científicos malvados) es fácil de entender por todo el mundo. Relacionado con esto está el hecho de que a las personas nos cuesta entender las acciones como efectos de las estructuras, y preferimos verlas como resultado de las intenciones de personas concretas.  Cuando pasa algo, es porque alguien hizo algo. Si lo que pasa es muy malo, es porque muchos y muy malos hicieron mucho.

D.2.) A las personas nos cuesta entender el concepto de estructura. Una estructura es la disposición de las partes dentro del todo. Hay una estructura política, una estructura económica, una estructura lingüística, una estructura educativa… En verdad vivimos dentro de muchas estructuras. Lo característico de las estructuras es que nadie las hace. El lenguaje, por ejemplo, es una estructura que no es responsabilidad de alguien. De modo que si pensamos en alguno de los problemas del lenguaje (por ejemplo el problema de los idiomas, que nos impide comunicarnos entre todos) es bastante insensato pensar que ese problema obedece a la voluntad de alguien. Es un problema estructural. Pero como nos cuesta entender las estructuras, a veces pensamos que los problemas tienen responsables humanos. Por ejemplo pensamos que si hay hambre en el mundo no es por causa de una estructura (el sistema económico) que resulta poco funcional, sino que a veces recurrimos a una teoría conspiratoria (a ciertas personas le conviene que así sea y trabajan duro en consecuencia).

D.3.) La otra razón por las que las teorías conspiratorias son populares es que halagan nuestra mentalidad. Nos proporcionan la idea de que somos más listos que los demás y que sabemos algo que los demás ignoran.

D.4.) Una cuarta razón es que solemos sucumbir al error de que eventos extraordinarios tienen causas extraordinarias.  A la gente le cuesta entender el concepto de accidente.  Si hay muchos muertos por el despiste de un maquinista, por ejemplo, los medios presionan para que la noticia se expanda en la búsqueda incesante de culpables. Normalmente tienen éxito porque a las personas no nos gusta la sensación de que las cosas pasan por azar.

http://www.lamentiraestaahifuera.com/2015/01/24/5-razones-por-las-que-las-teorias-de-la-conspiracion-estan-destruyendo-el-mundo/

***********************************************

ACTIVIDADES:

1/ Si los mitos son relatos poco fiables ¿Se puede decir que los mitos no enseñan nada? ¿Qué enseñan los mitos?

2/ ¿Por qué se puede decir que la eterna juventud o el consumo son  nuestros mitos?

3/ ¿Cuáles son las técnicas que los videntes y adivinos utilizan para su labor?

4/ Aparte de los indicados, aporta algunos mitos de la sociedad actual y explícalos.

5/ Identifica las preguntas a las que dan respuesta los mitos anteriores.

6/ ¿Cuáles son las razones por las que las teorías conspiratorias son populares?

 

Anuncios