mafalda-que-es-filosofia

Vamos a empezar el curso intentando explicar un poco qué es esto de la filosofía. Pero primero debemos señalar que definir el concepto “filosofía” es bastante complicado porque ni siquiera los propios filósofos se ponen de acuerdo.

¿Cuál es el sentido etimológico de esta palabra? “Filosofía” proviene de dos palabras griegas: “philo”, que significa “amor”, y “sophía”, que es “sabiduría”. Por tanto, la filosofía es el amor a la sabiduría.

Sócrates, que fue el primer gran filósofo de la historia, explicó qué significaba ese “amor a la sabiduría”: ser filósofo no es lo mismo que ser sabio. El sabio es aquel que tiene mucho conocimiento, mientras que el filósofo es aquel que no posee el conocimiento, sino que lo busca, tiene sed de conocimiento y sabiduría. Por eso, la característica principal del filósofo es el interés por aprender y conocer más y más.

Así, el filósofo no es el que más sabe, sino el que tiene más interés por el saber. Lo que caracteriza por tanto a los filósofos no es tener respuestas para todo, sino hacerse multitud de preguntas. Ahora es común ver en el mundo y en los medios de comunicación gente que parece ser capaz de hablar de todos: los enteraos (esa gente que cree saberlo todo y siempre está opinando de todos los temas como si fuesen una enciclopedia con todo el conocimiento del mundo).

 Pues bien, ser un filósofo es lo contrario de ser un enterao. Es ser consciente del montón de cosas que no se saben. Por eso Sócrates decía “solo sé que no sé nada”: hay muchas cosas que no conocemos, y, por tanto, no tenemos respuesta para todo. Pero entonces sí que nos hacemos muchas preguntas.

socrates

Muchas veces nos asombramos por todo lo que nos rodea. Esa capacidad de asombrarse por el mundo, de sentirse atraído por conocer, es clave en la filosofía. Y, ¿qué ocurre cuando nos sentimos interesados por algo y queremos saber más? Que empezamos a hacernos preguntas, muchas preguntas.

Por eso lo propio de los filósofos no es tanto dar respuestas como hacer preguntas.

Aquí tenéis una escena de una película estupenda, American History X. En esta escena un director de instituto va a visitar a un antiguo alumno, un chico que andando el tiempo se ha hecho skinhead y ha acabado en la cárcel. Fijaos en lo que dice:

La escena deja claro que es importante hacerse las preguntas correctas, sobretodo en aquellos momentos en los que no tenemos claro algo.

nino-pinturas

“Cansado de no encontrar respuesta decidí cambiar mis preguntas”: El niño de las pinturas

Vamos a concluir este apartado exponiendo 2 concepciones distintas acerca de lo que es la filosofía:

1)La primera es la de la filosofía como saber: quienes defienden esta idea sostienen la existencia de un conocimiento propiamente filosófico. Esto significa que la filosofía es un contenido, un tipo de conocimiento concreto. Por ejemplo, la biología estudia los animales, las plantas, las células, etc. La biología es un saber porque tiene un contenido y unos objetos que estudia (el cuerpo humano, los seres vivos, la atmósfera, etc.). La filosofía entendida como un saber estudiaría cosas de tipo filosófico (los autores filósofos, las preguntas filosóficas, etc.).

2)Para otros, en cambio, la filosofía no se caracteriza por proporcionar tal o cual saber, sino que la filosofía es una actividad. Un filósofo alemán llamado Kant decía que no se aprende filosofía, sino que se aprende a filosofar. Y, ¿qué es filosofar? Filosofar es lo que hemos explicado anteriormente: asombrarse por el mundo de tal manera que empezamos a hacernos muchas preguntas y siempre queremos saber más y más. Por eso, la filosofía es una actitud, un modo de ver la vida y de pensar sobre el mundo.

Esta actividad filosófica tiene dos características:

  • es racional: porque se basa en argumentaciones lógicas, buscando siempre respuestas a por qué las cosas son de una forma u otra;
  • y crítica: porque revisa y rechaza aquellas cosas que no tienen sentido o no dan buenas razones.

Yo os invito a que os toméis la filosofía como una actividad, que filosoféis, que os cuestionéis las cosas, que busquéis siempre respuesta a los “¿por qué?”… que seáis pequeños filósofos.

No lo olvidéis: ser filósofo es ir a contracorriente…

peces

 

Anuncios